Zidane, el único técnico que ha convencido a jugadores, afición y directiva