Zidane, señalado por sus decisiones tras empatar a tres con el Legia de Varsovia