Zidane, preocupado por la baja de Benzema, que tampoco estará ante el Bayern