Zidane no dio muchas explicaciones y dejó que el traductor acabase la rueda de prensa