Zidane entiende el enfado de Cristiano pero no que se esté hablando tanto de ello