Touré consigue que el juez admita que no bebió intencionadamente y pagará la multa