Willy Caballero, el guardián el Málaga