El Wanda Metropolitano calienta motores dentro y fuera del estadio antes del Atlético-Málaga