Este pequeño aficionado del Villarreal lo tiene claro: “¡Ni Messi, ni Cristiano, Bruno Soriano!”