El Vicente Calderón echa el cierre con un final de leyenda