Valverde, ‘segunda parte’ en Bilbao