Valentía, carisma, fuerza, corazón... Ramos estará en el Clásico para frenar a la MSN