El Valencia no justifica el botellazo pero señala que fue una reacción a una provocación