¡Cuidado! El fantasma del descenso del 86 ya sobrevuela por Mestalla