La primera bronca de la temporada en Valencia: Parejo, señalado por la afición