Vaciles, caños y una ‘delicatessen’ de Jesé en el entrenamiento del Real Madrid