¿Unidos, concienciados, molestos? Así es el estado de ánimo del vestuario madridista