Undiano Mallenco, en la diana tras el Clásico