Así es el plan de los ultras croatas: asalto al palco y repartir la violencia por todo el estadio