"Es una vergüenza" Futbolistas, clubes y aficionados se unen en la condena de la vergonzosa pelea entre dos padres