Torres está tranquilo y no quiere especular sobre si su futuro seguirá siendo rojiblanco