Todas las veces que Messi se ha quedado sin jugar… y no son muchas