Ter Stegen y Claudio Bravo vuelven a jugarse un puesto en la portería del Barça