El Tata sufrió hasta la remontada en Getafe