El Tata quiere ganar lo mismo que Pep