Súper-Benzema, el hombre abrelata