Suárez llamó a su mujer desde el banquillo después de lesionarse y romper a llorar