La afición del Sporting despidió a Cristiano Ronaldo a gritos de ¡Messi, Messi!