Simeone tiene la pólvora preparada: Torres, Gameiro y Griezmann, en estado de gracia