Shakira, el amuleto de la selección