Shakespeare: "Los jugadores y el club pueden estar orgullosos"