El Sevilla jugará su 13ª final en 10 años y la quinta junto a Emery