Así fueron atacados los aficionados italianos que disfrutaban en un bar de Sevilla