El Sevilla se gusta y maravilla en Europa: acaricia los octavos y se mantiene invicto