El Sevilla podría tener hasta doce partidos de cierre en el Sánchez Pizjuán