Sergio Ramos vuelve al trabajo con los deberes hechos y las pilas cargadas