2014 ha sido el año de Sergio Ramos: el sevillano, convertido en héroe del madridismo