Ramos exige más intensidad entrenamientos y Zidane un cambio de actitud en los partidos