Ramos, ¿imprescindible para el Real Madrid?