Sergio Ramos sufre un esguince de grado II que le tendrá al menos un mes de baja