Sergio Busquets, apercibido de perderse la ida de cuartos de final