La Selección francesa ya tenía preparado el autobús para celebrar la victoria en la Euro