Seedorf empalma una volea en la frontal y marca un golazo para recordar viejos tiempos