El estadio de Samara, que albergará partidos del Mundial de Rusia, sufre un incendio