Saltan las alarmas en el Madrid: ni Benzema, ni Cristiano y Morata lesionado del pie