El SAMUR atiende a 20 aficionados y tres policías tras las cargas en el Vicente Calderón