Rusia, primer finalista del Mundial tras batir 4-3 a Irán