Rummenigge pide "cabeza fría y corazón caliente" ante el Real Madrid