Rostros largos y tristeza de los jugadores del Real Madrid en La Coruña