Rooney: "No puse los pies en la boda"